martes, 14 de septiembre de 2010

Refresco, bebida refrescante o veneno para el cuerpo?

Sabemos que los refrescos carbonatados o los zumos envasados son bombas de azúcar y por ende, de calorías. En los últimos años se ha incrementado mucho el consumo diario de refrescos, elemento que a veces afecta a la salud cuando no se lo consume con moderación.



¿Qué pasa cuando bebes un refresco? En esta entrada verás el recorrido que realiza el azúcar en el cuerpo durante una hora, luego de beber un refresco. Un interesante dato para pensar y repensar a la hora de beber refrescos todos los días

Primeros 10 minutos:
10 cucharadas de azúcar golpean tu cuerpo, 100% del total recomendado diariamente. No vomitas inmediatamente por el dulce extremo, porque el ácido fosfórico corta el gusto.

20 minutos:
El nivel de azúcar en la sangre explota, provocando un chorro de insulina. El hígado responde transformando todo el azúcar que recibe en grasa (Es mucho para este momento en particular).

40 minutos:
La absorción de cafeína está completa. Tus pupilas se dilatan, la presión sanguínea sube, el hígado responde bombeando más azúcar en la corriente sanguínea. Los receptores de adenosina en el cerebro son bloqueados para evitar mareos.

45 minutos:
El cuerpo aumenta la producción de dopamina, estimulando los centros de placer del cuerpo. (Fisicamente, funciona como con la heroína.)

50 minutos:
El ácido fosfórico empuja calcio, magnesio y zinc para el intestino grueso, aumentando el metabolismo. Las altas dosis de azúcar y otros edulcorantes aumentan la excreción de calcio en la orina, o sea, está orinando sus huesos, una de las causas de la OSTEOPOROSIS.

60 minutos:
Las propiedades diuréticas de la cafeína entran en acción. Orinas. Ahora está garantizado que eliminarás más calcio, magnesio y zinc, de los cuales tus huesos necesitarían.
A medida que la onda baja sufrirás un choque de azúcar. Te pondrás irritado. Ya habrás eliminado todo lo que estaba en el refresco, pero no sin antes haber eliminado junto, cosas de las cuales necesitará tu organismo.


¿Y esto se lo dan a beber a los niños? Por eso existen a tan corta edad niños con diabetes y obesidad, EVITA darles refresco de premio porque se terminaron su comida (hamburguesas, hotdog, pizza, torta ahogada) especialmente COCA. ¿de verdad amas a tus hijos?

Piensa en eso antes de beber refrescos.
Si no puedes evitarlos, modera su ingestión!
Prefiera jugos naturales.
Tu cuerpo te lo agradece!*








3 comentarios:

D@isy dijo...

Interesante tu post, pero que rico es un refresco.

Besitos

Alfie Bublé dijo...

http://veranodealegria.blogspot.com/2011/09/mexico-es-refresquero-un-mexicano-se.html

Alfie Bublé dijo...

http://veranodealegria.blogspot.com/2011/09/mexico-es-refresquero-un-mexicano-se.html